YA HUELE A VACACIONES...

Publicado por: Rincón de la Toscana En: Noticias En: domingo, junio 30, 2019 Comentario: 0 Visualizaciones: 49

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y podrás por fin disfrutar de tu casa en la playa, la montaña o el pueblo. Aprovecha para decorar tu segunda residencia sin complicaciones pero con estilo y teniendo en cuenta cuál es su emplazamiento. No dejes que se convierta en un trastero en el que se acumula todo lo te sobra, te da pena tirar o ya no se lleva.

Te hacemos unas propuestas para lograr un estilo distinto y acogedor que convertirá tus días de descanso en un verdadero oasis para desconectar de la rutina y recargar pilas.

1. No te compliques la vida, estás de vacaciones:

Sí, por fin estás de vacaciones, se acabaron los madrugones, las prisas, los horarios y los plazos que hay que cumplir. Relájate y disfruta de un entorno cómodo, desprovisto de elementos innecesarios. Busca soluciones prácticas y sencillas, pero decorativas, que resulten de fácil limpieza y escaso mantenimiento. Al ser un lugar vacacional, no te hace falta mucho más mobiliario del imprescindible.

En las segundas residencias, las estancias comunes cobran especial importancia pues son el espacio familiar por excelencia, donde disfrutarás con los tuyos de largas veladas, tanto de día como de noche. Por eso, no pueden faltar en ellas cómodos, sofás o sillones y una mesa espaciosa para las eternas sobremesas.

  

2. Cuida el exterior:

Aprovecha el entorno y también las vistas si son bonitas, integrando ambos en tu vivienda, por ejemplo unificando el suelo interior y exterior o con grandes ventanales cubiertos por ligeras cortinas o visillos, para que penetre más luz natural y el calor de las horas puntas quede suavizado. De esta forma, conseguirás aportar armonía a los espacios, pero también ampliar los metros.

¿Hay algo más agradable en verano que un jardín al anochecer? Déjate seducir por el entorno y dótalo de cómodos sofás con mullidos cojines y luces dispuestas directamente sobre el césped o en guirnaldas distribuidas entre las ramas de los árboles, como si fueran farolillos de fiesta.

3. Arriesga:

Un apartamento de vacaciones es la mejor excusa para que arriesgues en todo lo que no te atreves a realizar en tu vivienda principal. El estilo aquí puede ser más desenfadado e informal y te servirá para experimentar si te sientes bien con una tendencia o si por el contrario no resulta como pensabas a priori.

5. Presta atención a los elementos decorativos:

Si tu apartamento o casa se ubica en la playa, encajará mejor con un estilo con aroma contemporáneo como el Boho Chic. Opta por tejidos ligeros de lino, gasa o algodón en blancos y azules, así como complementos decorativos como estrellas de mar, caracolas, faros o conchas que ayudarán a crear ambiente. En cuanto a materiales, escoge la madera lacada en blanco, porcelanas y fibras naturales.

    

               

5. Los colores alegres huelen a verano:

Apostar por la ropa de cama en blanco es siempre un acierto. Y en verano, más, ya que evoca frescor. 

En cuanto a la decoración en general, el azul es el color principal de estilo mediterráneo, mezclado con el blanco, que aportará luminosidad y sensación de bienestar, algunos detalles en rojo, el marrón del barro cocido y el verde oliva, la combinación perfecta para conseguir espacios refrescantes, acogedores y muy naturales.

      

Seguro que ya huele a vacaciones, ¿lo sientes?, ¡empieza la cuenta atrás!

Comentarios

Deje su comentario