CONSTRUIR MI CASA ECOLÓGICA

Publicado por: Rincón de la Toscana En: Noticias En: jueves, julio 18, 2019 Comentario: 0 Visualizaciones: 58

Construir una casa es una opción viable y comparado a comprar un piso en el centro de una ciudad incluso puede suponer una opción económica que nos permite construir una casa a la medida de nuestras necesidades.

Si además queremos que sea respetuosa con el medio ambiente, y autosuficiente, sumamos un aporte de compromiso con el ecosistema y nuestra forma de vivir, aunque el presupuesto aquí se encarece, lo amortizaremos con el paso del tiempo, con el ahorro de energía.

Las personas que están interesadas en construir una casa ecológica muchas veces no saben por donde empezar. Esto es algo muy común, la construcción es algo complejo y a la mayoría de personas se les hace un mundo dar el paso de construir su propia casa. Las dudas son muchas y hay que tener un cierto carácter emprendedor para ponerse en marcha.

Construir mi casa ecológica en 3 pasos:

Dicho así suena como a un anuncio de cremas antiedad, pero hay que simplificar hasta los procesos más complejos como es el construir una casa ecológica, un proyecto al que vamos a dedicar unos dos años de nuestra vida.

Para construir mi casa desde cero no necesito más que:

UN TERRENO, UN ARQUITECTO Y UN CONSTRUCTOR, en este orden.

Es importante empezar siempre visitando al arquitecto antes que al constructor, esto nos va a ahorrar quebraderos de cabeza ya que los constructores solo nos van a hablar de precios no de arquitectura ni de estilo de vida y muy probablemente tampoco de sostenibilidad.

Si empezamos visitando al constructor sin tener un proyecto ni una previsión de costes por parte de un arquitecto, nos van a recomendar a su arquitecto que está completamente supeditado a sus órdenes y por lo tanto no va a defender nuestros intereses como clientes.

Si quiero construir mi casa con ciertas garantías es importante que el arquitecto esté siempre de mi parte y sea totalmente independiente e imparcial respecto al constructor, para poder negociar y controlar todo el proceso de construcción de la casa.

Así, tampoco hay que fiarse de arquitectos que nos venden el pack de casa + construcción, siempre es esencial que el arquitecto sea imparcial y pueda negociar junto al cliente los precios de construcción.

Elegir al arquitecto adecuado cuando queremos construir una casa ecológica, sana y bioclimática, no es sencillo. La mayoría de estos profesionales aún desconocen o no se han interesado por este enfoque de la arquitectura. En las universidades españolas todavía no se enseñan estas cosas.

La mejor manera de realizar esta elección es asegurarnos que éste comparta nuestra filosofía. La forma más directa es encontrarlo a través de alguna asociación ecologista y de estudios geobiológicos. No obstante es muy importante que haya una buena sintonía humana entre cliente y arquitecto, y no está de más pedirle que nos enseñe alguna casa hecha por él y nos hable de los materiales que utilizó para construirla, las razones que le llevaron a la solución adoptada tanto funcional como bioclimática los resultados obtenidos en la economía de combustible para la climatización de ésta.

La elección del arquitecto también puede venir a través de un aparejador que esté vinculado a alguna de estas asociaciones. El seguramente conocerá el arquitecto que trabaje dentro de esta filosofía y lo recomiende.

Si además queremos que nuestra nueva casa sea autosuficiente, es decir, que sea ecológica en un sentido más completo, ha de generar su propia energía, aprovechar el agua de lluvia y reutilizar tanto esta como los residuos que, por descontado, también han de ser mínimos.

Cuánto puede costar construir una casa ecológica

Puesto que no hay un modelo de casa autosuficiente, hemos de basarnos en una serie de principios claves que nos ayudarán a diseñar nuestro propio proyecto para conseguir la tan ansiada autosuficiencia o independencia energética, e incluso alimentaria.

Salvo loables excepciones que hoy por hoy son anecdóticas, normalmente construir una vivienda ecológica y autosuficiente exige un mayor presupuesto, por lo que los costes se dispararán, aunque su amortización posterior hará más suave este primer golpe. No obstante, el dinero invertido dependerá totalmente del espacio, de la calidad de los materiales y sistemas y de otros detalles, por lo que puede ser bastante variable de un proyecto a otro.

Por otro lado, si deseamos reducir el consumo de energía y también generarla, tendremos que decidir de qué modo vamos a hacerlo, recurriendo a unas u otras tecnologías en función de las características de la zona, según sea más o menos lluviosa, ventosa o soleada.

A su vez, la casa ha de estar aislada haciendo uso de materiales sostenibles, además de poder reforzarse este punto con la instalación de tejados verdes y jardines verticales en fachadas y también en el interior de la vivienda. Otro aspecto de vital importancia para el aprovechamiento de los recursos naturales que nos brinde la zona, y ello requiere la indagación de las posibilidades del entorno, pues podría haber pozos o manantiales naturales.

Usar energías renovables para construir una casa ecológica

El hecho de mejorar nuestra meta, requerirá el uso de energías limpias para cubrir las necesidades de climatización de la vivienda. Las opciones son numerosas: energía solar fotovoltaica, geotérmica, eólica, calderas de biomasa, generador de biocombustible, energía solar térmica... Cualquiera de ellas tendrá aplicaciones distintas, por lo que podemos obtener agua caliente y calefacción a la par o, por ejemplo, una refrigeración del ambiente y utilizar esa energía limpia como fuente que proporcione electricidad.

La cocina de biogas o solar también puede ser una excelente solución, pues utiliza fuentes renovables que pueden proceder de nuestro jardín o de biomasa natural de empresas que la comercializan, en cuyo caso se resentiría la pretendida autosuficiencia.

Materiales

La madera es un material ecológico y natural si procede de plantaciones gestionadas de forma sostenible. Se puede usar para la estructura, para los remates, para los muros y, mezclada con otros materiales, también como aislamiento de paredes. Aunque el material más ecológico es cualquiera que se reutilice, como las botellas de plástico rellenas de arena o con botellas de vidrio.

También hay que tener en cuenta que los materiales que duran toda la vida son más ecológicos, porque no se convierten en desechos. En todo caso, es preferible que sean reciclables. El cemento, la piedra y el ladrillo pueden durar varias generaciones. Por último, hay que usar materiales que no liberen toxinas, lo que pone en peligro la salud de las personas.

Los ladrillos de tierra cocida tienen una gran trayectoria en la historia de la arquitectura de muchos países. Una de las razones es su gran capacidad mecánica para resistir peso y su buena capacidad aislante.

Este tipo de ladrillo está hecho a partir de tierra y se produce muchas veces de forma artesanal, por lo que su precio suele ser mayor que el de los ladrillos industriales. Son ladrillos que no tienen perforaciones, cosa que les otorga un mayor aislamiento térmico.

Bloques de tierra estabilizada: Otro de los materiales para construir una casa ecológica son los bloques de tierra estabilizada.

Se trata de piezas hechas con tierra a la que se le añaden otros materiales como la arcilla para ayudar a compactarla y hacerla más estable.

Una de las diferencias más importantes respeto a otros tipos de ladrillos es que estos no se cuecen, por lo que ahorramos toda la energía que se destina al proceso de cocción.

Piedra: la piedra es también un material con un gran recorrido en la historia de la construcción gracias sobre todo a su gran capacidad para soportar cargas.

Se trata de un material que requiere poco mantenimiento y que tiene una larga vida útil debido a su resistencia.

La piedra trabaja muy bien a compresión pero, por otro lado, no se usa en techos ya que tiene bastantes limitaciones en este sentido. En caso de construir una estructura de piedra, se suele combinar con vigas de madera o algún otro material que trabaje bien a tracción. Sin embargo, la piedra es un material muy caro y que requiere una mano de obra muy especializada por lo que se suele utilizar hoy en día sobretodo como revestimiento para lo que tiene unas capacidades muy buenas especialmente si se utiliza como fachada ventilada.

Pero.....por qué decidirnos a construir una casa que además sea ecológica? Algunos motivos de entre muchos son....

1.Reducción de la huella ambiental 

2.Su larga durabilidad 

3.Es saludable 

4.Posibilidad de una segunda vida 

5.Amortización de la inversión inicial 

Comentarios

Deje su comentario