CASAS PREFABRICADAS Y MODULARES

Publicado por: Rincón de la Toscana En: Noticias En: lunes, junio 10, 2019 Comentario: 0 Visualizaciones: 88

Las casas modulares con los años se están poniendo cada vez más de moda, pero, observamos muchas veces, que el término casa modular se confunde con casa prefabricada.

 

El objetivo de este post es explicar cuáles son las diferencias entre los dos tipos de construcciones, y así, en caso de que optéis por una casa modular en el futuro, podáis saber cuál es la diferencia.

Una casa prefabricada, es una casa completa que se elabora a partir de diferentes secciones confeccionadas en fábrica. Por lo tanto, es un término que se refiere a la construcción de la totalidad de una casa en un almacén o fábrica antes de que se instale en la parcela, o terreno asignado.

 

Una casa modular, es una vivienda que se construye (estructura y cerramientos) por módulos, en fábrica o taller, y éstas son transportadas con una grúa al lugar donde la casa debe ser ubicada para su ensamblaje final.

Las casas modulares están construidas fuera de su emplazamiento, en módulos hechos en fábrica o taller, que se transportan al lugar donde la vivienda se va a situar definitivamente, para ensamblarse entre sí de manera que encajen a la perfección, y así conformar la vivienda.

Hay que resaltar en la construcción de las casas modulares la superioridad en la calidad del acabado gracias a la tecnología utilizada y la comodidad y seguridad de los operarios en su construcción. Además de poder tener una casa con el diseño que su propietario quiera.

Está pensada y ejecutada por módulos de unas dimensiones fijas o con unas dimensiones que se pueden adaptar a unos estándares reflejados en una sección constructiva.

Este concepto de modulación empieza desde que se emite el presupuesto al cliente, teniendo en cuenta que la sección constructiva está basada en una colección de materiales que componen cada metro cuadrado de vivienda.

Dentro de la categoría de casa modular puedes encontrar diferentes diseños modulares en función de los materiales elegidos por el cliente. Así, también varían los precios de la vivienda modular en cuestión.

Encontrar una casa modular barata no es la idea principal a la hora de comprar una nueva vivienda prefabricada. Debes dar más importancia a la calidad de los materiales, a la comodidad del diseño y a la experiencia de la empresa vendedora. Después de todo eso, valora los precios de las casas modulares y elige la que más te guste y la que mejor se ajuste a tu presupuesto.

La subida del precio del alquiler, e incluso la vuelta al campo hacen que volvamos la vista, una vez más, hacia la compra de una vivienda y ahora que hasta Amazon envía casas listas para montar, es el momento de preguntarnos: ¿merece la pena construirse una prefabricada?

"Las casas prefabricadas son viviendas cuyo sistema constructivo, o parte de él, se produce en fábrica antes de que comience la obra en el lugar de la instalación". De esta manera, se reducen plazos de construcción y costes, así como el impacto ambiental -suelen ser fabricadas con materiales y procesos más sostenibles y reducen el ruido de la obra en sí-. Asimismo, son fácilmente ampliables.

Una última aclaración: una casa prefabricada no es una casa móvil. Estas últimas, a pesar de crearse también en una fábrica, tienen la capacidad de ser transportables en todo momento, por lo que cuentan con un chasis fijo, un timón de arrastre y ruedas. Por ello, no necesitan obras para su instalación, siendo considerados bienes muebles. Las casas prefabricadas, no obstante, son bienes inmuebles, con cimientos, y necesitan los mismos permisos y licencias necesarios para una vivienda convencional.

PROS Y CONTRAS DE LAS CASAS PREFABRICADAS:

VENTAJAS

1. PRECIO INICIAL MÁS ECONÓMICO:

Una casa prefabricada se basa en sistemas modulares estandarizados construidos en fábricas fuera del terreno donde finalmente se erigirán. La construcción de estos paneles en serie y el consiguiente ahorro en mano de obra, en tiempo de ejecución de la obra así como el ahorro en materiales más costosos justifica que el precio base de un casa pre-fabricada sea (insistimos: de entrada) más económico que el de una casa de construcción convencional.

2. CONSTRUCCIÓN MÁS SOSTENIBLE:

A pesar de que fuera del ámbito de las casas prefabricadas existen muchos sistemas de construcción que son extremadamente sostenibles, una casa prefabricada puede superar rápidamente el grado de respeto al medioambiente durante su montaje si lo comparamos con una de obra convencional donde el tiempo de construcción se alarga y además toda la actividad se realiza sobre el propio terreno comportando más impacto ambiental. Las casas prefabricadas se construyen en un proceso industrial optimizando materiales y energía y minimizando residuos y sobre el terreno definitivo se realiza solamente el montaje y los acabados generando un menor impacto ambiental.

3. OBRAS MÁS RÁPIDAS:

Todos los módulos que constituirán la casa prefabricada se fabrican a la vez y con mucha más rapidez que en la construcción por ejemplo de una fachada de una casa convencional. Por lo tanto es lógico que el tiempo total de construcción será mucho más corto. Mientras la construcción tradicional de tu nueva casa puede llevar un tiempo medio de un año, una casa prefabricada puede estar lista en sólo 4 o 6 meses.

 

4. TRÁMITES ADMINISTRATIVOS MÁS ÁGILES:

Optar por una casa prefabricada no te evitará realizar trámites administrativos y obtención de permisos (licencia de obras mayores, dirección de obra, licencia de primera ocupación, cédula de habitabilidad, certificado energético…) pero es cierto que, al ser modelos que se repiten, buena parte de la documentación necesaria se puede aprovechar de un modelo a otro hecho que aligera el proceso (en tiempo y costes).

Recuerda, además, que las viviendas prefabricadas también se apoyan sobre cimientos y también requieren ser conectadas a las redes de suministros con las gestiones que eso comporta.

INCONVENIENTES

1. FALTA DE EXCLUSIVIDAD EN EL DISEÑO:

Como es lógico una casa prefabricada se basa en unos modelos concretos y limitados entre los que puedes elegir que más se adapta a tus necesidades funcionales y estéticas pero, una casa prefabricada tal y como se conoce hasta ahora, nunca podrá ser una casa 100% hecha a medida para ti como es el caso de una vivienda convencional que se diseña en base a tus necesidades más únicas y personales.

2. CALIDAD MENOR DE LAS ESTRUCTURAS Y ACABADOS:

Todavía no se ha podido confirmar que la construcción en paneles prefabricados ofrezca la misma resistencia y la misma calidad estructural que las construcciones tradicionales de cemento y ladrillos. Lo que si es cierto es que las casas prefabricadas, debido a los materiales utilizados, requieren un mayor trabajo de mantenimiento como repasos de pintura, tratamientos de resistencia a incendios o de prevención de la humedad.

3. NO SIEMPRE SE ADAPTAN A TU TERRENO

Antes de decidirte por una casa prefabricada deberás tener muy claro que ésta se adapta a tu terreno (pendientes, vistas, accesos, posibilidad de conexión con los suministros…) ya que no todas las casas prefabricadas son apropiadas para todos los terrenos y el trabajo de adaptación del terreno a la casa puede ser muy costoso (y no suele tenerse en cuenta en el precio inicial de la vivienda prefabricada) y a veces imposible. Recomendamos altamente realizar un buen estudio de viabilidad antes de decidirte por una casa prefabricada igual que siempre hacemos en el momento de realizar un proyecto de arquitectura para una casa de obra convencional.

4. MÁS DIFICULTAD PARA ENCONTRAR FINANCIACIÓN:

Al ser todavía un modelo muy nuevo en nuestro país, son pocos los bancos que ofrecen créditos hipotecarios con condiciones parecidas a los facilitados para la construcción de una casa convencional. El hecho de que se puedan desmontar y trasladar hace que aún se las considere como bienes muebles y no como bienes inmuebles por lo que la mayoría de entidades bancarias solo facilitarán un crédito (si la casa tiene un proyecto de ejecución y de licencia de obras) y no una hipoteca.

Así que decide según tus criterios y lo que más se adapte a tu forma de vida y gustos y sobre todo disfruta de tu hogar.

Comentarios

Deje su comentario